Cual es mi IP
Cual es mi IP

Resultados de la búsqueda: FTP

Resultados (4)
Aproximádamente 4 resultados de FTP

La nueva versión de Google Chrome, Google Chrome 88, elimina el soporte a FTP
La nueva versión de Google Chrome, Google Chrome 88, elimina el soporte a FTP
25/01/2021

Google ha decidido eliminar definitivamente la compatibilidad de Google Chrome con FTP y desde la versión Chrome 88 lo deshabilita y elimina toda compatibilidad.  Google ha esgrimido al bajo uso de esta utilidad y a la falta de compatibilidad con conexiones cifradas (FTPS) o proxy para sentenciar su desaparición, largamente anunciada y aplazada hasta ahora, a causa de la irrupción en gran escala del home office durante los primeros meses de la pandemia.  Mac OS X 10.10 Yosemite se queda, también, sin soporte de Chrome con esta nueva versión que, en cambio, mejora su interface para Windows 10, con un mejor soporte para el tema oscuro.  Una de las nuevas características del Chrome 88 a la que seguro muchos sacaran partido es la función de búsqueda de pestañas, que permitirá al usuario desplegar una lista con todas las pestañas abiertas y localizar a través de un buscador específico cualquier pestaña relacionada específicamente con lo que estamos buscando. 

[ ... ]

Los Cables de Red
Los Cables de Red
01/04/2021

Disponer de una buena velocidad de conexión a internet es básico para poder disfrutar de una buena experiencia de navegación, acceder de forma rápida a los contenidos que buscamos, trabajar y transferir archivos de forma inmediata, recrearse con el ocio en línea,… Y para obtener unos buenos resultados en todos estos sentidos, más allá de  buscar la mejor oferta de internet que se adecue a nuestras necesidades, deberemos elegir, también, el mejor cable de red para aprovechar al máximo nuestra conexión. Este tipo de conexión por cable Ethernet o RJ45 es el que actualmente presenta un rendimiento más estable, aunque el resultado depende, en buena parte, del tipo de cable de red que elijamos.   Categorías de cables de red Lo primero que deberemos saber es que existen diferentes categorías de cables de Ethernet y que cada una de estas categorías marca directamente la velocidad del cable de red para transmitir datos a una distancia inferior a 100 metros, entre nuestro router y nuestro equipo. La correcta elección de la categoría del cable de red es básica, sobre todo en momentos como el actual en el que buena parte de las operadoras han lanzado al mercado nuevas velocidades de conexión, las cuales, por mucho que contratemos, solo podremos aprovechar si el cable que utilizamos es capaz de soportarlas. Las conexiones adsl ofrecen velocidades más bajas por lo que sus exigencias en este sentido son menores, pero las nuevas conexiones de fibra si requieren ya unos mínimos que los operadores sitúan de categoría 6 en adelante. Cuadro básico de categorías de cables de red Cat 5: hasta 100 Mbps. Cat 6: hasta 1 Gbps (2.5Gbps con el nuevo estándard NBASE-T Multigigabit). Cat 7: hasta 10 Gbps. Cat 8: hasta 40 Gbps Cuadro ampliado de categorías de cables de red CATEGORÍA VELOCIDAD FRECUENCIA VELOCIDAD DE DESCARGA ETHERNET CAT 5 100 Mbps 100 MHz 15,5 MB/s ETHERNET CAT 5E 1.000 Mbps 100 MHz 150,5 MB/s ETHERNET CAT 6 1.000 Mbps 250 MHz 150,5 MB/s ETHERNET CAT 6A 10.000 Mbps 500 MHz 1.250 MB/s ó 1,25 GB/s ETHERNET CAT 7 10.000 Mbps 600 MHz 1,25 GB/s ETHERNET CAT 7A 10.000 Mbps 1.000 MHz 1,25 GB/s ETHERNET CAT 8 40.000 Mbps 2.000 MHz 5 GB/s Frecuencia y potencia  La distancia entre el equipo y el router es otro de los factores que deberemos tener en cuenta a la hora de la elección de nuestro cable de red. Cuanto más amplia sea esta distancia, necesitaremos un cable más largo que reducirá nuestra velocidad de conexión si no es la adecuada. Para saber cuál elegir, deberemos fijarnos en su  frecuencia, la variante que define la potencia de la red. Cuanto más alta sea esta frecuencia más eficaz será la transmisión y menos se desvirtuará aunque aumente la longitud del cable Ethernet para conectar el router y el equipo. Y si la categoría y la frecuencia son importantes para elegir el mejor cable de conexión a internet, también lo son sus materiales y su tipo de fabricación: grosor de los hilos, trenzado y cubiertas de protección. Apantallado  Los mejores cables de Ethernet están compuestos de hilos de cobre trenzados a pares. Cuanto más alta la categoría del cable mayor y más frecuente es el trenzado. Y, cuanto más frecuente es este más óptima resulta la conexión y más se reducen las interferencias derivadas de largas distancias o de entornos con ruido electromagnético provocado, por ejemplo, por instalaciones eléctricas próximas. Los cables de red, además, pueden o no presentarse con un “blindaje”/apantallado para proteger sus cables. El apantallado es un recubrimiento metálico cuya presencia y tipo marca, también, la categoría del cable de internet, la calidad de la velocidad y su capacidad para otorgar suficente estabilidad a nuestra conexión. Tipos de apantallamiento UTP: No incluye ningún apantallado. FTP: Cuenta con un apantallado entre la vaina y los pares de hilos trenzados. STP: Cada par de hilos trenzados va apantallado individualmente. SFTP: Cuenta con un apantallado entre la vaina y los cables y, además, cada par de hilos trenzados va apantallado individualmente.  ¿Cuál es el mejor cable Ethernet para mí?  Ahora que ya sabes que elementos son claves en un cable de Ethernet para sacar el mayor provecho a tu conexión, comprueba que cable estás utilizando (encontrarás la categoría impresa en la vaina del cable), realiza un test de velocidad de internet  y mira como puedes mejorar tu conexión con cualquiera de los cables de la selección que hemos preparado pensando, siempre, en las mejores prestaciones de velocidad y estabilidad de conexión.

[ ... ]

VoIP
VoIP

Aprovecha las ventajas de la comunicación por voz a partir de internet y olvídate de pagar cargos extras por la línea fija y las llamadas. Los teléfonos y centralitas VoIP  envían y reciben llamadas a través de la red de internet y pueden comunicarse con cualquier teléfono fijo, móvil y softphone.

[ ... ]

¿Cómo cambiar la dirección IP?
¿Cómo cambiar la dirección IP?

Internet es como una gran autopista y para “circular” por ella es imprescindible que nos incorporemos a la vía equipados con un ordenador, tablet smartphone,… con matrícula. Esta “matrícula” es lo que se conoce como dirección IP y por múltiples y variadas razones, aunque sobre todo por una cuestión de seguridad y/o privacidad, nos puede interesar cambiarla ¿Cuál es mi IP? Para no empezar la casa por el tejado, lo primero que debemos hacer para saber cómo cambiar la IP del ordenador es averiguar cuál es la IP de nuestra conexión y poder comprobar al final del proceso que el cambio se ha realizado correctamente.  Para saber cuál es mi IP es tan sencillo como visitar Cual es mi IP.  Al acceder a la página, sin necesidad de que descargar ni ejecutar ningún programa, nuestra herramienta te presentará automáticamente los datos de tu dirección IP en pantalla. Esta dirección que nos conviene también saber si queramos, por ejemplo, configurar servicios online como servidores, FTP, juegos, ... esta formada por una combinación numérica. Esta dirección es única y pública y es la que nos identifica en internet ante las webs que visitamos y resto de usuarios. Nadie puede navegar por la red sin una dirección IP. La IP nos la asigna nuestro proveedor de internet (ISP) y como está dirección está expuesta en la red es conocida como IP pública al contrario de la IP privada de nuestra red local, que solo nosotros podemos conocer.  ¿Cuál es mi IP pública y cuál es mi IP privada? ¿Qué importancia tienen para cambiar mi IP? Nuestro ordenador o cualquier otro dispositivo conectado a Internet tiene dos direcciones IP, una dirección IP pública y una dirección IP privada. La IP pública como hemos visto, es la que nos identifica para poder navegar por internet (imaginaros circular por una autopista sin matrícula… ¡nos pararían y prohibirían la circulación!). Esta IP pública está vinculada a nuestra conexión y, por tanto, todos los dispositivos conectados a un mismo router, tienen la misma IP pública. Por su parte, la IP privada es la que identifica de forma individual a cada dispositivo de nuestra red privada o doméstica. En esta red local cada equipo tiene una dirección IP privada que le sirve para diferenciarse del resto de ordenadores y dispositivos conectados al router. De esta manera cualquier orden de datos que salga de un dispositivo o se envíe a él, el router lo tiene identificado y recoge o envía allí los datos correspondientes. Entonces, ¿Qué dirección IP debo cambiar?  Las IPs privadas no son accesibles desde Internet, en cambio, las IP públicas si lo son y permiten rastrear nuestra ubicación, datos, y actividad en Internet, incluso las páginas que hemos visitado o el tiempo que hemos pasado en cada una de ellas. Así pues, para mejorar nuestra seguridad y privacidad en Internet, tenemos la opción de cambiar la IP pública, o si lo preferimos, ocultar ip. Hacerlo no es complicado y ahora te explicaremos cómo cambiar la IP, pero antes debes asegurarte si tu dirección IP es una IP dinámica o una IP estática, pues depende de ello que el proceso de cambio de IP lo puedas gestionar tú o necesites la intervención de tu proveedor de internet (ISP). ¿Cómo comprobar si mi IP es dinámica o estática para cambiar mi IP? Las direcciones IP pueden ser estáticas o dinámicas. En ambos casos, estas direcciones son asignadas por nuestro proveedor de Internet y la diferencia entre una y otra dirección es que en el caso de la IP estática, la asignación de la dirección es permanente para un dispositivo o router, mientras que la IP dinámica cambia cada vez que ese dispositivo o router se conectan a internet. Lo más habitual es que la dirección IP sea dinámica, pero puedes comprobarlo a través de la herramienta gratuita para saber cuál es mi ip de nuestra web. Recuerda que no debes descargar ningún programa ni ejecutar ninguna aplicación. Simplemente accede a cualesmiip.com y en la página de inicio se te mostrará tu dirección IP y bajo esta información se indicará si se trata de una dirección estática o dinámica.   En el caso de tratarse de una dirección IP estática, deberás contactar con tu proveedor de internet (ISP) y solicitar el cambio o bien utilizar un servicio VPN como te explicaremos a continuación. Pero si es una dirección IP dinámica, el cambio es fácil y tienes diversas alternativas para hacerlo. ¿Cómo cambiar mi IP pública? El recurso más sencillo para cambiar la dirección IP, si esta es una dirección dinámica es apagar y volver a encender el router. Con ello cambiará la IP pública y cuando navegues de nuevo lo harás con una dirección IP diferente a la de antes de apagarlo. Lo engorroso de la situación, es que la nueva dirección, como la anterior, seguirán expuestas en la red y si quieres volverla a cambiar de nuevo deberás apagar y encender el router cada vez. Sin embargo, puede pasar que a pesar de hacerlo, esto no funcione y la dirección IP no cambie. Esto sucede porque en determinadas circunstancias los proveedores de Internet (ISP) establecen un período determinado antes del cual no se puede cambiar la dirección IP. Como cambiar mi IP con una VPN Ante esto y si además buscas una solución definitiva que no te obligue a estar pendiente de apagar o encender el router y que además te ofrezca una solución permanente que contribuya a nuestra seguridad y privacidad en línea, las VPN’s son ya la solución más efectiva para cambiar nuestra IP.  Y es las VPN son servicios diseñados para ocultar la dirección IP, conectes con una dirección IP estática o una IP dinámica, por la de un servidor intermedio, de modo que muestra dirección IP queda enmascarada, figurando de cara a la galería como una IP diferente de forma permanente. Como esta nueva IP Pública pertenece al servidor VPN, ninguno de nuestros datos son expuestos y quien rastree la dirección únicamente llegará hasta ese servidor, sin poder acceder a ningún dato de nuestra conexión, navegación e identidad en la red. VPN vs Proxy Los servidores proxy actúan de forma similar, aunque las VPN tienen la ventaja añadida que cifran todos los datos de inicio a fin de la comunicación, con lo que la imposibilidad de rastrear datos queda 100% garantizada. Los servidores proxy no tienen esta función y por tanto tu conexión puede seguir siendo susceptible de caer en manos de ciberdelicuentes. Mayoritariamente, además, los servidores proxy, a diferencia de las VPN, deben ser configurados manualmente e incluso en algunos casos de forma individual en cada navegador. ¿Cómo saber si se ha cambiado mi IP? Y ahora que ya sabes cómo cambiar la IP, puedes hacer la prueba y comprobar  si ha ido bien, comparando tu nueva dirección IP con la que tenías anteriormente. Si todo ha ido bien, comprobarás que la numeración es diferente y por tanto tu IP ha cambiado.

[ ... ]
See this content in english at Search results
Cargando...
x